Hablamos de Cocina
Contenidos de motor por
Lunes, 24 de noviembre de 2014
Clasificado en Artículos > Automóviles > Primer contacto

AL VOLANTE DEL CHEVROLET SPARK

Manuel Doménech  | ATENAS Actualizado Miércoles 16-12-2009, 00:08 h.

Joven, práctico y atrevido

Chevrolet Spark
Chevrolet Spark
Chevrolet Spark
Chevrolet Spark
Chevrolet Spark
Chevrolet Spark
Chevrolet Spark
Chevrolet Spark
Chevrolet Spark
Chevrolet Spark
Chevrolet Spark
Chevrolet Spark
Es el sustituto del Matiz, respecto al que ha crecido en todas sus dimensiones exteriores e interiores y muestra un diseño más atrevido y juvenil. Se pondrá a la venta el próximo mes de enero con una interesante relación entre calidad y precio.
Publicidad
Comparte esta información
Aunque sigue siendo pequeño, su carrocería de cinco puertas esconde un habitáculo que ha sido homologado para cinco pasajeros, que cuentan con seis airbags y cinturones de seguridad de tres puntos de anclaje para su protección.

Es el fruto de la decidida acción de Chevrolet por encontrar el mejor coche pequeño para su gama global de productos, para sustituir al Matiz del mejor modo posible. Su origen está en uno de los ‘trillizos’ que la marca presentó en el Salón de Nueva York de 2007 (Beat, Trax y Groove), en concreto en el Beat, cuyo estilo se plasma casi en su totalidad en el Spark.

El secreto de su habitabilidad frente a la del Matiz hay que buscarlo en sus dimensiones exteriores: 3,64 metros de longitud (15 centímetros más), 1,60 metros de anchura (10 centímetros más), y 2,38 metros de distancia entre ejes (tres centímetros más). De este modo la zona delantera acoge con anchura suficiente a sus dos ocupantes evitando que viajen ‘hombro con hombro’.

Disponen de unos asientos amplios y con buena forma aunque cortos de banqueta. Tras ellos se acomodan tres adultos de talla normal, con espacio para las piernas y buena altura respecto al techo. Y más atarás hay un maletero de 170 litros que alcanza los 568 litros abatiendo el respaldo trasero.

Funcional ante todo

El diseño de la carrocería es de un atrevimiento poco común entre los coches de su tamaño, con un frontal descomunal, muy agresivo y moderno; decididamente en la línea del Cruze. Un frontal así supone el rasgo más interesante de su apariencia externa, caracterizada también por una silueta alta y compacta y por una zaga vertical. Esta aparece decorada con un imponente alerón superior y por una salida de escape redonda en la parte izquierda del parachoques, muy envolvente y sobre el que descansan unos grandes grupos ópticos también de formato vertical.

Muy moderno, aunque funcional, es el interior, pero algo abigarrado en el diseño del salpicadero y con unos mandos demasiado grandes en la consola central. La calidad visual es buena, no así al tacto, y la instrumentación se concentra en un núcleo, a modo de cuadro de mandos de motocicleta, anclado en la columna de dirección, justo detrás del volante; con el que se mueve de forma solidaria al ajustar éste solamente en altura.

La decoración del habitáculo resulta juvenil y divertida, y la funcionalidad le viene dada por los muchos huecos para ubicar objetos repartidos por todos los rincones, destacando las bolsas de los paneles de las puertas delanteras por su capacidad. Y el equipamiento es completo. Se ofrecerá con acabados básico, LS y LT, éste con la opción del navegador (600 euros).

Motores eficientes

Pequeñas como el coche son las dos mecánicas de gasolina que le sirven, de uno y 1,2 litros de capacidad y con potencias respectivas de 68 y 81 caballos. A pesar de ello son capaces de moverlo con suficiente soltura y agilidad, y lo hacen además con un nivel sonoro muy bajo y sin vibración alguna.

Asistidos por un buen cambio manual de cinco marchas, aunque algo impreciso en su accionamiento, son muy eficientes en consumos y emisiones, lo ideal en un coche de vocación urbana. Se conforman ambos con un gasto de gasolina de 5,1 litros cada 100 kilómetros en circuito mixto entre ciudad y carretera, y sus emisiones, de 119 gramos/kilómetro hacen que estén exentos del pago del impuesto “ecológico”.

A partir de febrero estarán disponibles las versiones del Spark con mecánicas bifuel de GLP (Gas Licuado del Petróleo), primero en Italia y más tarde en Francia, Alemania, Bélgica, España, Portugal, Polonia y otros países. Estas mecánicas alimentadas con GLP ofrecen la misma cilindrada y similar par motor, potencia y aceleración que las versiones de gasolina, pero con unas importantes ventajas en lo que se refiere a ahorro de combustible y con unas emisiones de CO2 más bajas.

Como todos los coches de sus características la ciudad es su terreno ideal: No obstante, se mueve bastante en carretera, con suficiente agilidad y estabilidad y conservando un buen confort de marcha. La dirección se muestra precisa, mientras los frenos, con tambores en las ruedas traseras, tienen un tacto algo difícil y pecan de cierta falta de mordiente. El control de estabilidad es una opción interesante por solo 250 euros.

FICHA TÉCNICA

Lanzamiento: En el mes de enero de 2010
Motores: De cuatro cilindros, gasolina
Potencias: 68 y 81 caballos
Par motor: 93 y 111 Nm
Cambios: Manuales de cinco marchas
Tracción: Delantera
Prestaciones: Velocidad, 154 y 164 km/h. Aceleración 0 a 100 km/h, 15,5 y 12,1 segundos
Consumos: 5,1 y 5,1 litros/100 kms en ciclo mixto ciudad/carretera
Emisiones de CO2: 119 y 119 g/km
Seguridad: Seis airbags (dos frontales, dos laterales delanteros y dos de cortina que protegen las plazas delanteras y las traseras). ABS con distribución electrónica de la frenada EBD. Programa electrónico de estabilidad ESC con función de control de tracción. Anclajes Isofix para sillitas de niños en las plazas laterales traseras
Dimensiones: Longitud, 3.640 milímetros; anchura, 1.597 milímetros; altura, 1.522 milímetros; distancia entre ejes, 2.375 milímetros; vía delantera, 1.410 milímetros; y vía trasera, 1.417 milímetros
Capacidad maletero: Desde 170 hasta 568 litros
Pesos: 864 kilos (con ambos motores)
Precios: Desde 8.400 hasta 11.800 euros